El regreso

Tengo sentimientos entrecruzados, tengo un corazón partido ahora mismo en dos, hoy partí de nuevo a mi ciudad después de dos semanas, y es la primera vez que estoy triste y alegre en el viaje de regreso al mismo tiempo, Alegre porque vuelvo a casa y descansare en mi cama y triste porque dejé mi corazón en la estación de tren, lanzándome besos porque la estaba viendo.

Se que las cosas hay que hacerlas bien, que el tiempo pone todo en su lugar, tantas veces he corrido que por una vez quiero hacer las cosas despacito y paso a paso. Hay que ver con que rapidez uno se acostumbra a lo bueno amigo mío, lo que mas echare de menos son los pequeños detalles, ese beso de buenos días, esa mirada alegre, esos abrazos cargado de cariño, el reñirme porque no hago las cosas bien y estar en el día a día con alguien con el que me gustaría envejecer.

Se que el camino para llegar a buen puerto es largo y no sera facil, se que tendre que hacer algunos sacrificios, se que tendre que poner en algún momento mi vida patas arriba, pero se que si todo sigo como hasta ahora (y no soy de rezar mucho pero lo haría para que asi fuera) y si ella me lo permitiera, me gustaría poder envejecer a su ladito.

Esta claro que si quieres saber como es una persona tienes que conocer a las personas de las que se rodea, y he de decir que como era de esperar son buenas personas y agradables, dispuesto ayudar y compartir su tiempo. Como ver que al ir caminando con ella por la calle la gente la saluda y se para a hablar con ella un rato, eso me hace ver lo grande y buena persona que es.

No todo es bueno, no todo es perfecto eso lo tengo claro y tiene su genio como todos, tiene sus cosas pero es saber llevarla, saber cuando hay que darle espacio y cuando acercarte y darle un abrazo, pero de algo si puedo estar muy seguro es que nunca y digo nunca haría daño a alguien premeditadamenete, ya que antes se lo haría a ella que dañar a otra persona.

No se que mas decir solo se que en este viaje en el tren no he podido evitar escribir y llorar para desahogar mi alma, Te quiero mucho mi niña y las promesas ya sabes que no las rompo y me encangaré de hacerlas realidad.

Gracias mi vida por estas dos maravillosas semanas y por las que nos quedan por vivir TE QUIERO