Amor Eterno

Podrá nublarse el sol eternamente
Podrá secarse en un instante el mar
Podrá romperse el eje de la tierra como un débil cristal.
¡Todo sucederá! Podrá la muerte
Cubrirme con su fúnebre Crespón
pero jamás en mi podrá apagarse la llama de tu amor.

Gustavo Adolfo Bequer